Estilo de vida

Come azúcar natural y vive sin DIABETES.

La glucosa es como “la gasolina” para nuestras células, sobre todo las del sistema nervioso. Por eso cuando te sientes cansada, si comes algo dulce automáticamente “te cargas de pilas”. Pero lo ideal sería no llegar a ese punto de bajón y para ello hay que obtener energía por medio de los alimentos ricos en carbohidratos complejos (cereales integrales, quinua o kiwicha, legumbres, camote y papa) que proporcionan energía de forma constante y progresiva.

El problema está cuando preferimos los carbohidratos simples o azúcares simples. Ya que al comer en exceso azúcar, puede convertirse en un hábito amargo, que solo aporta calorías vacías y riesgos a tu salud como: diabetes tipo 2, enfermedades al corazón, descalcificación, etc.

Hay que tener en cuenta el índice glucémico o carga glicémica, que se utiliza para medir a los alimentos que tienen carbohidratos, pero no por sus calorías sino por cómo afectan a los niveles de azúcar en la sangre tras el proceso de digestión. Y se clasifica en índice glicémico bajo, medio y alto. Siendo este último el más perjudicial para personas con exceso de peso o diabetes.

Hoy es el día mundial de la diabetes. La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por la falta de insulina (tipo 1) o cuando el organismo no la utiliza de forma efectiva (tipo 2).

Síntomas:

  1. Orinar con frecuencia
  2. Sed excesiva
  3. Aumento de apetito
  4. Visión borrosa
  5. Pérdida de peso

Y comer saludable es la mejor manera de prevenir la obesidad y muchas otras enfermedades.  ¿Cómo?

  • Come más frutas y verduras. Preferir las frutas enteras y con cascara en vez de jugo, ya que aumenta el IG.
  • Bebe mucha agua en vez de gaseosas o jugos envasados.
  • Reduce el consumo de azúcar refinada.
  • Elige snacks saludables como frutos secos o galletas de avena en vez de snacks procesados.
  • Opta por chocolates amargo a partir de 70% de cacao
  • Endulza tus bebidas naturalmente con canela en polvo o panela o lakanto o stevia.
  • Modera el consumo de grasas saturadas.
  • Reduce la sal.
  • Si comes un sándwich prefiere uno pan integral con palta y huevo, esta combinación de carbohidrato integral con alimentos rico en grasas y proteínas como el huevo reduce el IG total.
  • Controla el tiempo de cocción de los alimentos en especial las verduras, fideos y papas. Cuanto más cocinado y triturado mayor será su IG.
  • Prefiere cereales integrales como: arroz integral, menestras, avena, quinua, kiwicha, maca y tubérculos. El contenido de fibra en un alimento también reduce el IG.
  • Mantente activo y realiza actividad física 4 veces por semana.

Además de moderar los alimentos ricos en azúcares, conviene incluir otros que ayudan a reducir sus niveles en sangre, como: canela, arándanos, manzana, cacao, cúrcuma, café.

Y recuerda que la frecuencia y la cantidad con la que consumes un alimento puede mejorar o empeorar tu salud.

Vive natural, vive verde y sé saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *