Salud

¿IMC y COVID19?

Índice de masa corporal (IMC), es el cálculo del peso en kilogramos entre la talla al cuadrado IMC= (kg/m2)–, es una medida utilizada frecuentemente para clasificar el peso de una persona ya sea en bajo peso, normal peso, sobrepeso y obesidad en adultos.

Fuente: OMS

La Organizacion mundial de la salud ( OMS ) define el sobrepeso como un IMC igual o superior a 25, y la obesidad como un IMC igual o superior a 30.

El estado peruano ha tomado como norma y referencia al IMC elevado como posible factor de riesgo al covid19, personas con sobrepeso y obesidad. En donde los trabajadores para volver a las empresas tienen que tener un IMC menor a 40. “Norma” muy cuestionable, ya que no se consideran varios indicadores de salud y estilo de vida.

Como nutricionista, considero que esa clasificación como norma no es el único indicador que se deba a tener en cuenta, ya que una persona puede estar en un peso saludable a pesar de tener un IMC mayor a 30 o, todo lo contrario o como el ejemplo (ver figura). Lo que quiere decir es que la composición corporal importa mas que el IMC.

Fuente: Salud-10

EL IMC solo toma como referencia el peso y la talla, para dar un diagnostico nutricional como riesgo al coronavirus, se debe complementar con otros indicadores como: composición corporal, exámenes bioquímicos y antecedentes patológicos.

La composición corporal:

  • Densidad Ósea
  • Masa muscular y grasa
  • % de agua
  • Grasa visceral

Exámenes bioquímicos: Perfil lipídico (trigiliceridos, colesterol total, glucosa, hemoglobina, etc)

Antecedentes patológicos: Diabetes, hipertensión, Perfil lipídico elevado, problemas endocrinológicos, etc.

Sin duda la obesidad es un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas. Al consumir mas alimentos muy ricos en calorías y poca actividad física produce un aumento de peso y riesgos a muchas enfermedades.

Lo recomendable es tener un estilo de vida saludable y crear nuevos hábitos, como:
1) Mantener un peso saludable
2) Reducir la ingesta total de grasas y sustituir las grasas saturadas por las insaturadas
3) Comer a diario frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos

4) Mantenernos hidratados con agua y bebidas naturales
5) Reducir la ingesta de azúcar y sal refinada. 6) Aumento de la actividad física.

7) Mayor higiene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *